La libertad da miedo…. Si mucho miedo.

Toda la vida nos regimos por normas que nos impone la familia, la escuela, hasta que nos acostumbramos a vivir con ellas y comenzamos a poner las propias, aún incluso estando a disgusto con ellas.

Nos dicen como vestir “adecuadamente”…. Que las niñas usan vestidos, zapatillas, lencería coqueta; mas no cómoda en muchos casos; nos dicen que debemos ser lindas, amables, coquetas y siempre arregladas estilo “muñequita”….. Que siempre debemos hablar con rectitud, que debemos llevar en el bolso todo aquello que pueda ayudar en un imprevisto, que las zapatillas entre mas altas mas bonitas… Si todas crecimos con esas reglas y creo a todas nos hace felices seguirlas… Pero todos los días??

No hay mujer en el universo que despierte, perfectamente maquillada, peinada y con la lencería perfecta (esto aplica solo en caso de que duerman con “algo” sobre el cuerpo)… Así que cuando se recibe una visita a media noche, entra una especie de angustia, pues entre que no sabes quien toca la puerta y supones que el motivo es pésimo pues no son horas de hacer visitas de cortesía, corres por la casa intentando recoger las zapatillas que dejaste en la sala, el saco, el bolso, recoger el cabello, ponerte algo “decente” bata, pijama o algo que evite que tu visita caiga desmayado, (verte desnuda o en blusita y short no es algo que se esperen al abrirles la puerta), y todo por las reglas que aprendimos de pequeñas…. La libertad da miedo! por que no abrir la puerta así nada mas?; solo recomiendo llevar algo cubriendo el cuerpo, esto en caso de que la visita sea algún familiar, estilo la abuelita, los papas o el tío muy muy lejano con propensión al infarto o bien el portero, un amigo que no te gusta y así evitar una muerte o que se te eche encima cual jaguar sobre su presa;  por que no dejar que nos vean recién bañadas y sin nada de producción?  Mi teoría es que estamos tan acostumbradas a seguir reglas que nos da miedo darnos un poquito de libertad.

Sin embargo ese miedo es hasta cierto punto lógico, pues tenemos una necesidad nata de pertenencia…. Pero que pasa con la libertad de pensamiento, sentimiento, sexual …..

Cuando terminamos una relación e intentamos reconstruir el camino, cambiar el nosotros por el YO; solo aplica en el 95% de las mujeres; pues el 5% restante al cual no pertenezco (desafortunadamente) en ningún momento de la relación deja de lado el Yo por el nosotros; nos da miedo esa libertad recién adquirida, intentamos seguir siendo como “somos” por si regresa, da miedo ir a los lugares que son; desde antes de conocerlo; nuestros preferidos….

De pronto tenemos tiempo para todo eso que amamos hacer y dejamos de lado, pero por lo menos en mi caso, ataca la pregunta de…. Y si? o Y como?…

Y si ya se me olvido?

Y si me veo mal?

Y como volverlo a hacer ?

Y como ir sola?

Y si me lo encuentro?

Y como los saludo?

Y un sin fin de cuestionamientos que solo son miedos infundados! pues si toda tu vida lo hiciste por que tendrías que tener impedimento para hacerlo? Si te lo encuentras, sonríe!! que vea el nivel de mujer que se le fue de las manos (afortunadamente para ti) Todo da miedo hasta que das el primer paso para hacerlo, solo es necesario poner la mejor de las sonrisas, la indumentaria adecuada, la actitud positiva y toda la convicción de que cada que algo, alguien o alguna circunstancia cambia en tu vida, solo es para dejar espacio para algo mucho mas grande, hermoso y reconfortante que lo que se fue.

En el caso de la libertad sexual, es mucho mas complicado aceptarla, partiendo del punto que el sexo aún no esta “bien visto” para muchas de las almas puritanas que pululan por el mundo. Resulta que da miedo aceptar que nos gusta un amigo como para encamarlo, sin que eso implique un compromiso, aún muchas mujeres se niegan la oportunidad de masturbarse, no solo como medio para obtener placer, sino para saber como y con que ritmo pedir placer en pareja.

Aún es un tabú buscar literatura, para en teoría, mejorar nuestro desempeño sexual…. Hablar de sexo oral con las amigas es de lo mas normal, siempre y cuando no se den detalles, tips ni se haga en algún lugar que sea público, vaya que nadie se entere por aquello del “que dirán?”… Admitir que dar placer oral a tu pareja es gratificante para ti y extremadamente sensual y estimulante para El (Ella) aún puede provocar miradas de desapruebo y hacerte objeto de señalamientos a pesar de estar entre “amigas” y ni hablar del sexo anal!!….. Y es por eso que casi todas preferimos hacerlo mas no admitirlo… Una vez mas.. La libertad da miedo.

En fin creo que ya me extendí mucho y el punto es que, la libertad da miedo pero mas miedo dar no ser libre. Así que comenzare a ejercer mi libertad sin prejuicios y a disfrutar al máximo cada minuto de vida que me sobra.

Anuncios

3 pensamientos en “La libertad da miedo…. Si mucho miedo.

  1. Hildis,

    Me encanto este post, el planteamiento es muy válido, oportuno. De hecho, me gustaría volverlo a leer una y otra vez, para darte mi apoyo a tu post.
    Parte de nuestros miedos, es enfrentarnos a nosotros mismos, sin lugar a dudas.

    ¡Escribes precioso!
    @gdlmat
    Sergio Ascencio

  2. hOLA Ya lo lei y el miedo es lo que puede hacer la diferencia entre seguir asi o seguir con la vida

    gracias por compartir y lo que opino es que yo en lo personal he superado mis miedos y ahora tengo mas amigos y amigas

    no hay que tener miedo a la soledad y tener las fuerzas con el apoyo de amigos amigas y familia 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s